Donacion de embriones slider
Preservación de fertilidad femenina 2016-10-31T11:39:37+00:00

Congelación de óvulos

¿En qué consiste?

La técnica de vitrificación de ovocitos permite a las mujeres preservar su fertilidad, para que en un futuro no deban renunciar a ser madres biológicas.

Preservación de la fertilidad femenina por motivos sociales

De forma ideal, la mujer debería buscar el embarazo antes de los 30 años. Sin embargo, la realidad social contrasta con este hecho, y la mujer cada vez retrasa más la edad de la maternidad. Frecuentemente por motivos laborales, económicos o de pareja esta búsqueda no se inicia hasta más allá de los 38 o 39 años, momento en que habitualmente la fertilidad femenina decrece notablemente.

La técnica de congelación de óvulos, llamada vitrificación, permite conservar estos gametos hasta el momento en que la mujer tome la decisión de ser madre, favoreciendo así que pueda lograr el embarazo con sus propios óvulos.

Es importante remarcar que las posibilidades de embarazo futuras con esta técnica están directamente relacionadas con la edad de la mujer en el momento de la congelación. Idealmente, esta técnica debe realizarse antes de los 35 años, puesto que a edades más avanzadas su eficacia disminuye.

Para obtener el mayor número posible de óvulos maduros, es necesario que la mujer lleve a cabo un proceso de estimulación ovárica, de forma paralela al que se realiza antes de una Fecundación in vitro. Las dosis de medicación utilizadas durante este proceso deberán personalizarse al máximo para obtener los mejores resultados.

El proceso de estimulación ovárica dura habitualmente entre 10 y 12 días, pasados los cuales se debe proceder a la obtención de los óvulos, mediante el proceso conocido como punción folicular. La obtención de los óvulos se realiza en quirófano, bajo sedación y tiene una duración aproximada de 10 minutos. Es necesario guardar reposo relativo el día de la punción folicular.

Una vez obtenidos los óvulos, estos se congelarán en el laboratorio de Fecundación in vitro y pasarán a conservarse, debidamente identificados, en el banco de gametos de FIV Ochoa.

Se estima que la tasa de supervivencia de los óvulos después del proceso de congelación y descongelación es superior al 90%. La tasa de embarazo estará directamente relacionada con el número de óvulos obtenido y la edad de la mujer en el momento de la obtención.

Desde el punto de vista biológico, los óvulos pueden permanecer congelados indefinidamente, si bien es aconsejable su uso con finalidad reproductiva antes de sobrepasar la edad fértil de la mujer, 50 años.

Preservación de la fertilidad femenina por motivos médicos

La técnica de vitrificación de ovocitos también permite conservar los óvulos de pacientes que deban someterse a tratamientos oncológicos. Afortunadamente, los índices de supervivencia a dichos tratamientos son cada vez mayores, lo que comporta que muchas pacientes se planteen la maternidad una vez superado el proceso oncológico.

En muchas ocasiones, los tratamientos oncológicos de quimio o radioterapia (especialmente en casos de cáncer de mama, otros cánceres ginecológicos o hematológicos) pueden afectar a la fertilidad futura, de modo que es recomendable congelar los óvulos antes de llevarlos a cabo.

Es muy importante tener en cuenta que en algunos casos de cáncer no es posible realizar la estimulación ovárica previa a la congelación de óvulos. En estos casos, es necesario plantear alternativas como por ejemplo la preservación de tejido ovárico.

La vitrificación de óvulos también esta indicada previamente a cirugia sobre los ovarios, por tumores benignos o endometriosis.

Pie

En FIV Ochoa queremos hacer más llevadero tu tratamiento.

En todos los sentidos.

Pide cita, la primera visita es gratuita

Consulta las condiciones de financiación